BLOG - Hablando En El Silencio (Autor: Miguel Pulido)
5
paged,page-template,page-template-bridge,page-template-blog-large-image,page-template-bridgeblog-large-image-php,page,page-id-5,paged-12,page-paged-12,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Quienes escribieron esas palabras lo hicieron desde el dolor, la frustración, la decepción, la desesperanza y la rabia. Los habían arrancado violentamente de su tierra. Muchos tuvieron que ver morir ante sus ojos a personas que amaban. Y, como si la humillación no fuera suficiente, ahora tenían a quienes los conquistaron burlándose y haciendo mofa de su experiencia. Hay gente experta en meter el dedo en la llaga. La violencia es espantosa. Aquellos que han experimentado la terrible consecuencia de la maldad humana cargan con dolores, en ocasiones, indecibles. Pero...

Y así, sin más preámbulos, asombrando a los medios del mundo, el espigado defensa colombiano se quitó lentamente los guayos y las medias al borde del campo. Fue muy cuidadoso de no pisar el interior de la cancha hasta que el meticuloso ritual estuviera finalizado. Entonces, lo hizo. Su primer contacto con el césped del Camp Nou fue descalzo. Abstraído del bullicio y jolgorio desatado a su alrededor, realizó una pequeña oración, tuvo un instante íntimo con el Señor frente a los ojos del mundo. Hermoso. Así fue el inicio...

El 22 de diciembre del 2017 llegó a nuestras vidas Benjamín Pulido Calderón. 3.140 gramos de pura fuerza y 51 centímetros de alegría irrumpieron galopantes a las 6:13 a.m. de ese inolvidable día. Mi esposa, valiente, perseverante y guapa, se comportó como toda una experta, a pesar de ser nuestra inauguración en la carrera de la paternidad. Reconozco que no lloré en la sala de partos. Aunque tuve el privilegio de estar en el recibimiento de Benji (y, gracias a Dios, no me desmayé en el proceso), no fue...