BLOG - Hablando En El Silencio (Autor: Miguel Pulido)
5
paged,page-template,page-template-bridge,page-template-blog-large-image,page-template-bridgeblog-large-image-php,page,page-id-5,paged-23,page-paged-23,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

  Seguir a Jesús fue una decisión riesgosa. Profesar que este nazareno era el Mesías implicaba cárcel, persecución y, eventualmente, muerte. Política y religiosamente el cristianismo era una amenaza por destruir. En incesante pugna, Pedro y los apóstoles fueron capturados por el Consejo, que estaba constituido por personas de alta influencia social, política y religiosa en aquella región. Como si fueran pillos, los encarcelaron y lastimaron físicamente. La persecución nació a la par del cristianismo. ¿Qué más esperaríamos, si a quien seguían lo crucificaron? No es de extrañar que el término...

Esposas, sométanse a sus propios esposos como al Señor (Efesios 5:22, NVI) Oigo los refunfuños de desaprobación. Veo las cejas levantadas, reclamando una defensa pronta de esta perspectiva. Algunos están tecleando una respuesta frente a un concepto tan retrógrado, tóxico y dañino como el sometimiento… citado precisamente el día de la mujer. Denme un momento. Esta carta de Pablo fue escrita en griego, no español. Es decir, lo que tenemos arriba es una traducción, que en este caso es inadecuada. El original dice esto: Mujeres, a sus maridos como al Señor. ¿Notan que falta...

  La ceremonia había sido impecable. Los comentarios humorísticos eran adecuados, haciendo que el extenso programa fuera más ameno. Muchos discursos tenían un claro tinte político, mostrando una forma de resistencia que estaba en el corazón de una industria que no va a doblegarse ante las injusticias perpetuadas por políticos. Con inocencia casi infantil vimos cómo bolsas de dulces caían desde el techo del teatro, para momentos después notar que Mel Gibson tenía la lengua de color azul mientras disfrutaba su caramelo. Incluso palpamos la emoción que sintieron los...