BLOG - Hablando En El Silencio (Autor: Miguel Pulido)
5
paged,page-template,page-template-bridge,page-template-blog-large-image,page-template-bridgeblog-large-image-php,page,page-id-5,paged-44,page-paged-44,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Hace unos días mi esposa llegó a la casa con cara de sorpresa. No tenía muy claro qué le hubiera podido pasar, ya que siguió su rutina normal. Pero en medio de su tranquilidad cotidiana se enteró de una noticia en el lugar menos esperado: un paradero de bus. Lo que cambió su día fue un cartel que decía: “En Bogotá se puede ser: lesbiana, gay[1], bisexual, transgenerista”. (Por supuesto, se podrían decir muchas...

El fin de año tuvimos el privilegio de disfrutarlo al lado de amigos que, personalmente, considero parte de mi familia. Unos reíamos, otros bailaban, algunos simplemente conversaban. Y en algún momento el conteo regresivo comenzó. Cinco. Cuatro. Tres. Dos. Uno. ¡Feliz año! Los abrazos fueron los invitados especiales por unos minutos. Sin importar qué tan conocidos éramos, todos nos abrazamos. No importaba la edad, el sexo o la raza. Era una buena manera de comenzar el año....

Todos se miraban nerviosos. Los latidos de vida se hacían sumamente palpables. Imperaba entre ellos un silencio tremendamente incómodo y extraño. Nunca antes hubo semejante ausencia de sonido en El Cielo. Los ángeles se miraban entre sí y de vez en cuando echaban un vistazo al Trono. Dios estaba allí, sentado, sosegado. Algunos apostaban que se le escaparon algunas sonrisas en aquel instante eterno. En ese extraño ambiente, un ángel se acercó a Gabriel: ...