EILEEN MORENO PUSO LA OTRA MEJILLA - pulidomiguel
15784
post-template-default,single,single-post,postid-15784,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

EILEEN MORENO PUSO LA OTRA MEJILLA

Las imágenes son impactantes y la historia desgarradora. El testimonio de su maltrato corrió como pólvora, levantando la indignación frente a la agresión macabra, descomunal y salvaje que había sufrido a manos del hombre con quien convivía. Al escucharla se hace evidente que los daños emocionales son tanto o más hondos que los físicos.

Eileen Moreno es una sobreviviente.

Pero su relato es tristemente cotidiano.

Distintas protagonistas viven infiernos similares.

Eileen tuvo la osadía de grabar el viacrucis al que la sometió Alejandro García. Su propósito era pedir ayuda a seres queridos para que pudieran hacer algo o, en el peor de los casos, tuvieran pruebas contundentes en contra del tipo. El salvajismo fue tal que tuvieron que reconstruirle su globo ocular.  Su rostro hinchado y ensangrentado no sólo ha sido un testimonio de vida, sino una invitación a quienes son maltratados en silencio para que tengan una voz y sepan que no están solos.

¿Eileen debería haber puesto la otra mejilla? Porque es un concepto que implantó Jesús… He visto usar esta frase para decirle a mujeres maltratadas que deben seguir al lado del hombre que las golpea. ¿Es correcto? Todas las fibras de nuestro ser dicen que no, pero entonces ¿qué hacemos con esa idea? ¿Qué significa poner la otra mejilla?

 “Si alguien te da una bofetada en la mejilla derecha, vuélvele también la otra” (Mateo 5:39)

El Imperio Romano había subyugado a los israelitas desde años antes de que Jesús apareciera en escena. Una de sus características era el orden y deseo de control, al punto que legislaban sobre cada asunto de la vida. Para una cultura altamente visual y simbólica como aquella, el uso específico de las manos era esencial: la mano izquierda era utilizada para lo menos grato (entiéndase: limpiarse después de entrar al baño), mientras que la derecha era símbolo de poder y autoridad (¿recuerdas eso de sentarse a la diestra?). A su vez, el uso específico de la mano derecha era primordial: si querías golpear a alguien inferior, lo hacías con la parte externa de la mano; si querías golpear a alguien igual, lo hacías con el puño o con la palma de tu mano.

¿Ya tienes la imagen en mente?

Lee el versículo nuevamente.

Nota que Jesús habla de una mejilla específica, la derecha. Si alguien te va a golpear, lo va a hacer con la mano derecha. Para que sea lógico el movimiento, tendría que golpearte con la parte externa de su mano; es decir, te trataría como inferior. Ocurría todo el tiempo. Los romanos abofeteaban judíos indiscriminadamente, porque los consideraban seres de segunda categoría que cumplían la única función de servirles para lo que necesitaran.

Sin embargo, ¿qué pasa si alguien te golpea la mejilla derecha y le vuelves la otra? Si esa persona golpeara la otra mejilla, estaría diciendo que tú eres su igual. Estás haciendo una declaración: no soy tu inferior, soy una persona. Sin usar la violencia, sin acudir a la venganza, estás dejando a tu agresor contra las cuerdas. Renuncias al odio como forma de vida y demuestras inteligentemente que toda agresión es irracional y sinsentido.

Eileen Moreno puso la otra mejilla.

No me refiero a la tergiversación enfermiza de esta frase de Jesús, sino al hecho que fue valiente e incluso inteligente en medio del infierno del maltrato al que fue sometida. En uno de los videos que circulan se ve cómo el agresor sale a rogarle que no lo denuncie a la policía. Ese es el poder de no responder a la violencia con más violencia: se desnuda la fragilidad del odio. Alguien que actúa dominado por la rabia es débil, no fuerte.

Gracias, Eileen, por tu coraje e inspiración.

Gracias por recordarnos el poder de lo que verdaderamente dijo Jesús.

 

©MiguelPulido

1Comment
  • Isa Miramon
    Posted at 21:36h, 13 septiembre Responder

Post A Comment