Dios archivos - Página 10 de 11 - pulidomiguel
81
archive,paged,category,category-dios,category-81,paged-10,category-paged-10,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
Apología, Biblia, Dios / 07.07.2010

Hace un par de semanas, una amiga me pidió que escribiera sobre una pregunta que ella tenía. Aparte de sentirme muy honrado (porque para ella mi opinión era importante), vi en esa pregunta un reto. Así que le pedí que me diera un tiempo para pensar al respecto. No creo que la mía sea la última palabra, pero quiero plasmar aquí mis conclusiones (preliminares) con relación a dicho interrogante. La pregunta que ella me lanzó fue: “¿Por qué no es suficiente con ser bueno?”. El asunto...

Biblia, Dios / 21.05.2010

Reflexiones en Isaías Capítulo 1El comienzo del libro de Isaías no es para nada inspirador. Es un comienzo chocante, doloroso, condenatorio. La visión que Isaías comienza a contarnos no es precisamente alentadora. Con los cielos y la tierra como testigos, Dios declara a su pueblo como unos hijos rebeldes. Su rebelión los ha llevado por un camino contrario al que ha establecido el Señor. Su comportamiento no es comparable al de un burro o un asno. Porque un asno conoce a su dueño. Pero Israel no sabe ni...

Apología, Biblia, Dios / 21.04.2010

Los primeros seres humanos fallaron. Decidieron darle la espalda a los parámetros establecidos por el Creador. Optaron por seguir la seductora y convincente voz de La Serpiente. En el ambiente se podía palpar un sentido de decepción. Después de todo, nuestros primeros antepasados descubrieron que las aparentemente bondadosas ofertas de la tentación no eran del todo ciertas. Su interior los delata. No tienen ese sentimiento de gallardía que está dentro de los personajes que descubren una novedad, sino un profundo sentido de vergüenza, el cuál nos...

Biblia, Dios, Inspiración / 19.03.2010

Esa noche era peculiar. Jacob había llegado a un punto crítico de su existencia. Había dejado de ser parte de su familia para convertirse en un prófugo. Estaba cerca del límite de sus fuerzas. La Biblia nos cuenta que Jacob está luchando con un hombre, de quien nunca sabemos el nombre. Durante toda la noche lo único que hacen es eso: pelear. Jacob sale herido, pero no deja ir a su oponente; por el contrario, le pide que lo bendiga. ¿Qué lo bendiga? Es bastante extraño,...